jueves, 23 de agosto de 2007

Dios Eros



Eros

Eros era un dios primordial responsable del amor, el erotismo y el sexo y en algunos casos también conocidos como el dios de la fertilidad. Éste es asociado con Afrodita y cupido, que seria su equivalente romano.
Eros es el dios asociado al amor entre hombres, mientras que afrodita se le asociaba con el amor que podría existir de los hombres por las mujeres. Existen varias hipótesis del acerca de surgimiento de Eros, una de ellas es que este broto de un huevo puesto por la noche, quien lo había concebido con la oscuridad, cuyas dos mitades al romperse formaron el cielo y la tierra respectivamente. Otras versiones lo veian como un dios menor, y que le quitaban el simbolismo de cohesión interna del cosmos, desian que Eros era un genio intermediario entre los hombres y los dioses, y que había nacido de Poros (el Recurso) y Penía (la Pobreza).
Posteriormente aparece la versión que hacía a Eros hijo de Afrodita con Ares, Hermes o Hefesto, o incluso de Iris y Céfiro, la cual la mas aceptada era la de la Afrodita con Ares.

En el arte se suele representar a Eros como un niño desnudo alado de un arco y un carcaj en el que lleva dos clases de flechas, unas doradas con plumas de paloma que provocaban un amor instantáneo, y otras de plomo con plumas de búho que provocaban la indiferencia aunque esta percepción está más asociada a cupido para los romanos, pero para los griegos era un hombre joven o un adolescente llamado Eros.

Eros, enfadado por Apolo al haber bromeado sobre sus habilidades como arquero, hizo que éste se enamorara de la ninfa Dafne, y disparó una flecha con punta de plomo a la ninfa, que pasó a odiar a Apolo. Dafne rezó al dios río Peneo pidiendo ayuda, y fue transformada en un árbol de laurel, que se consagró a Apolo.
La historia es narrada como digresión y paralelo estructural al argumento principal de la novela de Apuleyo. Narra la lucha por el amor y la confianza entre Eros y la princesa Psique, cuyo nombre es difícil de traducir apropiadamente, pues trasciende los idiomas griego y latino, pero puede considerarse que significa ‘alma’, ‘mente’, o mejor ambas. Afrodita estaba celosa de la belleza de la mortal Psique, pues los hombres estaban abandonando sus altares para adorar en su lugar a una simple mujer, y así ordenó a Eros que la hiciera enamorarse del hombre más feo del mundo. Pero fue el propio Eros quien se enamoró de Psique, y la llevó por arte de magia a su casa. Su frágil paz fue arruinada por una visita de las celosas hermanas de Psique, quienes hicieron que ésta traicionase la confianza de Eros. Herido, éste la expulsó y Psique vagó por la tierra, buscando a su amor perdido. Para poder recuperar la confianza y el amor que perdió, Psique hubo de completar tres tareas, una de las cuales exigía descender al inframundo. Psique tiene éxito y es recibida en el panteón de los dioses como un inmortal, reconciliándose con su suegra. Finalmente, engendró una hija de Eros, Hedoné, cuyo nombre significa ‘placer’. La visita de Psique al inframundo y su retorno le hizo objeto de cierta devoción, como Dioniso y Perséfone. También era venerada en algunas religiones mistéricas y fue ocasionalmente mencionada en relación con los populares misterios eleusinos.